Tareas de mantenimiento periódico para tractores agrícolas

Como debes saber, darle un buen mantenimiento a tu tractor agrícola de forma periódica es una tarea que no puedes dejar de lado. Después de todo, obtener el mejor desempeño de tu equipo de trabajo es necesario para que tu empresa tenga una mayor producción y obtengas mejores resultados económicos.

Ahora bien, el mantenimiento de tractores agrícolas, por lo general, se basa en el número de horas de trabajo que le das a la máquina. En Ipesa te brindamos algunas recomendaciones básicas que pueden darte una mano con el cuidado de tu equipo.

1.- Evalúa y cambia el aceite

Generalmente, cuando se trata de tractores nuevos, podemos trabajar hasta 100 horas antes de tener que cambiar el aceite. A partir de ese punto, el cambio se da cada 300 horas (es decir a las 400, 700, 1200, etc.). Sin embargo, independiente de las horas de trabajo, siempre debes cambiar la mayoría de fluidos y filtros por lo menos una vez al año (con la excepción del líquido refrigerante).

Calienta el motor y acciona el sistema hidráulico brevemente para estimular el drenaje. No olvides colocar debajo del tractor un recipiente lo suficientemente grande como para recibir todo el aceite del motor.

Tómate el tiempo para verificar la pureza del aceite y que no se encuentre contaminado por agua u otras substancias como diésel. De igual forma, examínalo con cuidado y detenimiento en busca de fragmentos de metal.

De encontrarlos, aquello podría indicar un uso excesivo de las piezas móviles del motor, lo cual implica posibles fallas. Si el aceite y los filtros hidráulicos se encuentran en depósitos, remuévelos e intenta iluminarlos de forma segura a fin de detectar las pequeñas limaduras de metal.

Considera posibilidades como un escaneo de aceite o un programa de muestras para darle una revisión periódica a la calidad del fluido y anticipar cualquier problema. Si no sabes dónde encontrar este tipo de inspecciones, tu proveedor o mecánico te pueden indicar un buen lugar para obtener aquel servicio.

Es esta revisión la que puede determinar el tipo de fragmentos de metal que aparecen en el aceite de tu vehículo y encontrar el posible origen del problema. Al llevar a cabo el mantenimiento de un tractor, siempre es una buena idea sacar una muestra de aceite y hacerla examinar. Aquellas pruebas no son muy caras y te permiten identificar cualquier contaminante. 

Al momento de cambiar el aceite, siempre debes reemplazar los filtros del sistema a intervenir, lo cual nos lleva al siguiente punto.

2.- Cambia los filtros

Está comprobado que el mantenimiento preventivo del tractor agrícola mejora su potencia considerablemente y el cambio de los filtros de aire y de combustible es una parte importante del proceso.

Siguiendo siempre el manual de instrucciones del equipo, abre, vacía y limpia el contenedor de aceite debajo del filtro y luego rellénalo. Este también es momento de limpiar y reemplazar los posibles prefiltros de la máquina.

Por otra parte, al momento de cambiar el filtro de combustible, empieza por bloquear o cerrar la línea de combustible. Debes permanecer listo para recibir de esta los residuos de gasolina que se dirijan o provengan del filtro. Por último, no olvides conectar nuevamente la línea de combustible antes de reabrir el tanque.

3.- Revisa el refrigerante

Ya sea que tengas un tractor que no recibe un uso muy intenso o si trabajas mucho con él, debes cambiar el refrigerante al menos una vez al año. Asimismo, cualquiera sea el caso, es muy recomendable hacer una evaluación estacional de los refrigerantes basados en agua con un hidrómetro.

Para ello, debes esperar a que el motor del tractor se enfríe. Luego, revisa el interior del filtro y busca cualquier tipo de desechos que hagan necesario limpiar todo el sistema. Si no encuentras impurezas, inserta la boquilla del hidrómetro, aprieta la pera de goma y suéltala para obtener la medición.

4.- Revisa la batería

Ya sea que tu tractor no tenga un uso regular o trabajes con él todos los días, es importante darle mantenimiento a la batería de tu equipo por lo menos dos veces al año. De lo contrario, empezarás a notar problemas en el desempeño del vehículo. Empieza inspeccionando y limpiando los terminales, luego mide los niveles de voltaje. Si los niveles de carga son bajos, reemplaza la batería.

Ahora conoces algunas consideraciones importantes para el mantenimiento preventivo de un tractor a fin de conservarlo en buen estado. Recuerda que siempre es recomendable obtener la asesoría de un profesional. Sin duda, obtendrás un mejor desempeño y una vida útil más larga.

En Ipesa te ofrecemos la más amplia variedad de equipos en el mercado. Si necesitas maquinaria agrícola, de construcción, de minería, para trabajos viales y soluciones de energía; entonces nosotros tenemos lo que buscas. Contáctanos y te responderemos a la brevedad.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *